Taladro marciano recuperando muestras de roca en la Antártida

El taladro de percusión ultrasónica diseñado por los ingenieros de la Universidad de Glasgow para la baja gravedad del ambiente en Marte se probó en la Antártida en el 2016. Este año, se implementará una versión modificada para recuperar muestras de lecho de roca antártica que se encuentran en el fondo de un pozo de hielo completado por los Encuesta Británica de Antártica. Crédito de la imagen: Dr. Patrick Harkness, Universidad de Glasgow.

El taladro de percusión ultrasónica diseñado por los ingenieros de la Universidad de Glasgow para la baja gravedad del ambiente en Marte se probó en la Antártida en el 2016. Este año, se implementará una versión modificada para recuperar muestras de lecho de roca antártica que se encuentran en el fondo de un pozo de hielo completado por los Encuesta Británica de Antártica. Crédito de la imagen: Dr. Patrick Harkness, Universidad de Glasgow.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un simulacro originalmente desarrollado para funcionar en el ambiente de baja gravedad de Marte ayudará a recuperar muestras de lecho de roca de la Antártida con el objetivo de comprender la historia climática del continente. Investigadores de la Universidad de Glasgow en Escocia llevaron una versión modificada del taladro marciano a la Antártida, donde se desplegará para recuperar muestras de roca del fondo de un pozo de hielo con una profundidad de 651 metros completado por investigadores de la Encuesta Británica de Antártica. Las muestras del lecho rocoso de la Antártida se analizarán en busca de isótopos radioactivos, que podrían ayudar a determinar cuánto tiempo ha cubierto el hielo el área de la ubicación del pozo, y proporcionar pistas sobre el clima pasado de la Antártida y la Tierra.

El taladro fue diseñado originalmente para funcionar en Marte, donde la baja gravedad impide la aplicación de suficiente fuerza para perforar rocas. Los ingenieros de Glasgow superaron este problema mediante el uso de vibración ultrasónica para poner el taladro en movimiento, creando un movimiento oscilatorio de ida y vuelta que golpea la broca en el suelo. El pequeño tamaño del dispositivo y su capacidad para trabajar de manera casi autónoma permiten perforar el lecho de roca en el fondo de un pozo de hielo profundo sin el desafío logístico de enviar una plataforma de perforación grande a áreas remotas. Dado que la gravedad de la Tierra es más fuerte que la de Marte, el equipo tuvo que modificar el taladro y eliminar el componente ultrasónico, que de otro modo podría haberse estancado debido al aumento de las fuerzas del martillo. Algún día, el taladro original podría usarse para recuperar muestras de roca marciana.

Para obtener más información, visite: https://www.gla.ac.uk/news/headline_627900_en.html y https://www.bas.ac.uk/media-post/scientists-complete-remote-ice-core-drilling -misión/

 

Be Sociable, Share!