La escorrentía subglacial ayudó a forjar las redes del valle en los inicios de Marte

Los canales de la isla Devon en el archipiélago ártico canadiense (izquierda) se muestran superpuestos con los canales en la región de Maumee Valles de Marte (derecha).

Los canales de la isla Devon en el archipiélago ártico canadiense (izquierda) se muestran superpuestos con los canales en la región de Maumee Valles de Marte (derecha). Crédito: Cal-Tech CTX mosaic / MAXAR / Esri / UBC.

Durante los últimos 40 años, desde que se descubrieron por primera vez los valles de Marte, se ha asumido que la precipitación y la escorrentía del agua superficial alimentaron los ríos que una vez fluyeron en Marte, erosionando el paisaje y formando todos estos valles. Pero hay docenas de redes de valles en Marte y miles de sistemas de valles, y se ven muy diferentes entre sí. Si observas la Tierra desde un satélite, también verás muchos valles, algunos de ellos creados por ríos, otros por glaciares, y otros por otros procesos, y cada tipo tiene una forma distintiva. Marte es parecido en el sentido de que sus valles se ven muy diferentes entre sí, lo que sugiere que diferentes procesos actuaron para formarlos.

Según una nueva investigación dirigida por Anna Grau Galofre en la Universidad de British Columbia, una gran cantidad de redes de valles que esculpen actualmente la superficie de Marte, especialmente en las tierras altas del sur, se formaron por la acción del agua que se derritió debajo del hielo glacial, y no sólo por el agua que fluía libremente en los ríos superficiales, como se pensaba anteriormente. La similitud entre muchos valles marcianos y los canales subglaciales en la isla de Devon, situada en el Ártico canadiense, motivó a los autores a realizar un estudio comparativo. Analizaron más de 10.000 valles marcianos utilizando un algoritmo novedoso para inferir los procesos de erosión subyacentes que actúan para formar estos valles. Los resultados de este análisis proporcionan una fuerte evidencia de una extensa erosión subglacial, impulsada por el drenaje de agua de deshielo canalizado debajo de una antigua capa de hielo en Marte. Estos hallazgos ayudan a explicar cómo se pudieron haber formado los valles hace 3.8 billones de años en un planeta que está más lejos del Sol que la Tierra, durante una época en la que el Sol era menos luminoso. Los modelos climáticos sugieren que el clima antiguo de Marte era mucho más frío durante el tiempo de formación de la red de valles. Curiosamente, estos entornos también podrían proporcionar mejores condiciones de supervivencia para una posible vida antigua en Marte. Una capa de hielo brindaría más protección y estabilidad al agua líquida subyacente, además de protección contra la radiación solar. LEE MAS