Metano helado en la cima de las montañas ecuatoriales de Plutón

Esta imagen, capturada por la sonda espacial New Horizons de la NASA, muestra una cadena de montañas, situadas en la oscura región de Plutón llamada Cthulu, coronadas con escarcha de metano.

Esta imagen, capturada por la sonda espacial New Horizons de la NASA, muestra una cadena de montañas, situadas en la oscura región de Plutón llamada Cthulu, coronadas con escarcha de metano. Crédito: NASA / Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins / Southwest Research Institute.

En 2015, el instrumento Long-Range Reconnaissance Imager (LORRI) a bordo de la sonda espacial New Horizons reveló escarchas brillantes ricas en metano en la cima de montañas de 3.5 kilómetros de altura, en la región de Plutón conocida como Cthulu. Estas escarchas ricas en metano poseen un parecido asombroso con las montañas cubiertas de nieve de los Alpes en la Tierra, pero su origen en Plutón continuaba siendo desconocido.

En la Tierra, las temperaturas de la atmósfera y de las superficies rocosas disminuyen con la altitud. A medida que el viento transporta aire cálido y húmedo en dirección ascendente, éste se enfría y se condensa en nubes, precipitando en forma de nieve sobre la cima de las montañas. Sin embargo, en Plutón, las observaciones y modelos climáticos habían demostrado que, en contra de lo que ocurre en la Tierra, las temperaturas atmosféricas aumentan con la altitud. Además, la atmósfera de Plutón es demasiado delgada para afectar a las temperaturas de la superficie, lo que significa que las montañas de hielo de Plutón pueden ser más frías que la atmósfera a grandes altitudes. Esto sugiere que un proceso diferente al terrestre formaría la escarcha presente en las cadenas montañosas de Plutón. Esto llevó a Tanguy Bertrand, investigador del Centro de Investigación Ames de la NASA, y a sus colaboradores a desarrollar un nuevo modelo climático para Plutón con el objeto de investigar cómo se forman estas escarchas y por qué son similares en apariencia a las montañas cubiertas de nieve en la Tierra. El modelo numérico muestra que las regiones ecuatoriales de Cthulu son lo suficientemente frías como para condensar metano directamente sobre la superficie (sin nevar), con un espesor de micrómetros. Aunque el metano helado puede sublimarse durante el día, en los terrenos de gran altitud la tasa de condensación de metano durante la noche excedería la tasa de sublimación durante el día, lo que permitiría que las capas de escarcha ricas en metano puedan crecer.

Su modelo de circulación atmosférica muestra que el proceso plutoniano de formación de escarcha en montañas es exclusivo del planeta enano, ya que está controlado por el aumento de la abundancia de metano con la altitud en lugar de por el cambio de temperatura con la altitud que impulsa la formación de nieve en las montañas de la Tierra. LEE MAS